¿COMPRARIAS SEGUIDORES PARA TUS REDES SOCIALES?.. MEJOR NO LO HAGAS

Imagen de Alberto Alcocer Rodríguez
En los últimos años la cantidad de agencias y páginas web que ofrecen la posibilidad de obtener más seguidores y fans en las redes sociales a cambio de una contraprestación económica ha crecido considerablemente. Y es que, en su lucha diaria por ser mejor que las demás, las empresas creen que contando con un mayor número de seguidores y fans en sus redes van a conseguir más relevancia y repercusión social. Todo lo contrario.
Es por este motivo, que quizás muchas empresas se han decidido a contactar con estas agencias y páginas para demandar sus servicios en busca de una buena oportunidad de negocio que les haga aumentar su notoriedad y cómo consecuencia las ventas pero, nada más lejos de la realidad.
En contraposición a lo que se puede esperar y pensar, la adquisición de seguidores mediante esta táctica puede acarrearles muchos más problemas que oportunidades.
Lo primero que hay que tener en cuenta es que las cuentas de seguidores y fans que ofrecen estas agencias son falsas, son perfiles creados para la ocasión que no contienen ninguna identidad real tras ellos. En apariencia pueden pasar desapercibidas entre los demás usuarios de las distintas redes sociales puesto que poseen nombre y fotos de perfil corrientes, pero los nombres son inventados y las fotos están sacadas de internet. A este tipo de cuentas se les ha llegado a denominar “bots” o “zombies”.
Es por esto por lo que la compra de seguidores y fans no ofrece beneficio alguno ya que no se puede esperar ninguna interacción por parte de ellas porque están vacías. Es una forma en la que las empresas se engañan a sí mismas puesto que, si el fin de utilizar las redes sociales es para exponer sus bienes y servicios a sus clientes (que en este caso son sus seguidores) y estrechar la relación con ellos ¿qué sentido tiene hacerlo si sabes que esos seguidores no son reales?.....Ninguno.

Al final, por muy barata que sea la compra de seguidores en las redes sociales no sino una forma rápida de tirar el dinero a la basura. Mediante esta técnica no conseguirás nada de engagement, ni interacción y por supuesto cuando requieras de hacer alguna acción participativa, nunca sabrás realmente el número de seguidores reales que tienes.

Adicionalmente, si finalmente se descubre que cuentas con este tipo de cuentas falsas como seguidores, tu reputación online se verá muy dañada y puede que los seguidores y fans reales que poseas dejen de serlo por verse engañados y romper su confianza.
También corres el riesgo de que habiendo pagado una suma de dinero por ellos puedas perderlos en cuestión de segundos debido las limpiezas de cuentas falsas que realizan las redes sociales en determinados momentos. En relación a esto se han creado algunas aplicaciones como “Twitter Counter” y “Fakers”, que permiten saber la cantidad de seguidores inactivos y falsos que existen en una cuenta.

Finalmente, con el tiempo, puede suponer un lastre a la hora de realizar acciones diversas como concursos y otros, porque no sabrás cual ha sido la repercusión y participación real si bien no tendrás consciencia de que cantidad de seguidores y fans son reales.
En definitiva, por el mero hecho de querer que tu marca sea reconocida por su cantidad de seguidores te arriesgas a perder tu credibilidad como empresa.