Algunos mitos relacionados con los buscadores

Imagen de Andrea Picaso
Para quien ha decidido trabajar en el seo de su página, es necesario tener bien en claro algunos conceptos que pueden llevar a cometer errores garrafales en cuanto a la comprensión de cómo trabajan los buscadores. He aquí una lista de las concepciones equivocadas más comunes para los principiantes que quieren comenzar a trabajar en el posicionamiento natural de su sitio.
Desde hace mucho tiempo que no es necesario enviar la información del sitio web a distintos buscadores. Es por ello que es absolutamente necesario desconfiar de sus servicios "mágicos" que prometen dar de alta al sitio en miles de buscadores. En la mayoría de los casos no deja de ser sino una estafa, y la realidad es que no es necesario cargar el sitio, ya que los buscadores en los que queremos aparecer se encargan de "crawlear" la Internet para dar de alta todos los sitios, y agregarlos a sus bases de datos, de forma tal que los usuarios que usan
esos buscadores dispongan del información más fresca y relevante cuando realizan sus consultas. La clave está en exponer el contenido a los buscadores de forma natural, y eso se logra haciendo un muy buen trabajo de seo onsite, es decir desarrollando una página web saludable y que sea fácilmente indexable por Google y todos los demás.
Otro error típico es repetir hasta el hartazgo las palabras claves con las que queremos aparecer. Esto no sólo restará calidad a nuestros textos, haciéndolos prácticamente inservibles para cualquier usuario por su falta de naturalidad, y de sentido común, sino que también nos expondrá a penalizaciones al recaer en una técnica conocida como "keyword stuffing". En lugar de inundar la página con el mismo término una y otra vez, es necesario crear contenidos semánticamente relevantes y que incorporen a la mayor cantidad posible de términos
relacionados con el concepto que queremos promocionar. Escribiendo para el usuario y otorgándole material interesante y útil no tendremos necesidad de recaer en prácticas prohibidas que pueden poner en peligro todo nuestro trabajo de posicionamiento orgánico.

Fuente de la imagen: Flickr