Cómo define Google el spam - primera parte

Imagen de Andrea Picaso
Las penalizaciones de Google son una de las situaciones más temidas por todos los webmasters. He aquí una completa guía de técnicas a ser evitadas y cómo recuperarse en el caso de haber sido penalizados.

Las temidas auditorías manuales

Cada vez es más común que los webmasters reciban advertencias personalizadas por parte de Google donde se les comunica que su sitio no está cumpliendo con alguna de las buenas prácticas de seo dictadas por las Herramientas Para Webmasters del buscador. El primer paso para resolver el problema es individualizarlo correctamente, para encontrar la solución más eficaz.

La calidad: el estándar máximo de Google

Todas las técnicas o situaciones plausibles de ser penalizadas atentan contra la calidad de la información que se le ofrece al usuario. Las penalizaciones pueden variar en su gravedad. Por lo general el primer paso es hacer retroceder varias decenas de lugares una keyword en particular para la cual estábamos renkeando alto. En un caso más extremo el sitio es totalmente baneado de las páginas de resultados -es decir, Google deja de indexarlo.

 

  • No al contenido automático. Una de las cuestiones que más molesta Google es la falta de originalidad en los contenidos, copiándolos o directamente extrayendo automáticamente nuevos contenidos a través de un lector de feeds. Entiéndase bien, no hay nada malo en tener un feed particular en un sitio. Lo que es totalmente desaconsejable es que todo el sitio esté generado automáticamente sin nada de contenido original. Esta es una de las cuestiones a las que mayor atención deberá prestarse. Si usted posee un sitio de "generación automática" -por lo general comunes en el marketing multinivel-la prioridad es empezar a poblar su sitio de contenido relevante, único y de calidad.
  • No a las técnicas de black hat. Típicamente el "cloaking" -mostrar un contenido a los usuarios y otro a los bots que indexa la página, el texto oculto y las redirecciones deberán ser descartada de plano. Si usted ha cometido estos errores imperdonables la recomendación es generar nuevamente su sitio libre de todo vicio que pueda afectar de forma irremediable su indexación. Una vez que Google detecta este tipo de técnicas prohibidas es muy difícil revertir una penalización, que por lo general es extrema.
  • Su sitio ha sido pirateado. A veces no es sencillo para el Webmaster darse cuenta que el sitio ha sido, efectivamente, pirateado. Pero, en las Herramientas para Webmasters de Google usted dispone de una herramienta que le dirá si su sitio presenta algún tipo de malware o software mal intencionado.

En artículos posteriores seguiremos con la lista de causas posibles de penalización, y cómo solucionar estas desafortunadas circunstancias.

Fuente de la imagen: Flickr