Cómo define Google el spam - segunda parte

Imagen de Andrea Picaso
Las penalizaciones de Google son una de las situaciones más temidas por cualquier responsable de seo y optimización web. Veremos cómo salir de estos aprietos de forma rápida y con el menor daño posible para nuestros rankings.

Cómo lidiar con el contenido duplicado

Textos duplicados
Una de las cuestiones que más afectan el posicionamiento web es el contenido duplicado, tanto dentro del mismo sitio como "copiando" o replicando contenidos de otros sitios. La solución radica primeramente en hacer un exhaustivo análisis del contenido duplicado de nuestras páginas, para lo cual contamos con herramientas como Copyscape que rápidamente detectará el grado de similitud de un texto con otro, y nos devolverá la lista de sitios a los que se han plagiado.
Deberemos remover el contenido duplicado a la brevedad, tratando de conservar las urls originales. Si esto no fuera posible podemos apelar a un redireccionamiento 301, hacia la nueva página creada.
Versiones para imprimir
Otra fuente, a menudo impensada, de contenido duplicado son las "versiones para imprimir" de las páginas. Muchos carritos de compra o sitios que ofrecen productos publican las especificaciones o manuales junto con una versión para imprimir. Debemos tomar el recaudo de colocar las etiquetas "noindex" y "nofollow" en la "head" del documento para evitar que Google lo indexe.
Canonicalización del sitio
También es importante tener en cuenta la canonicalización del sitio, es decir que Google no registre dos sitios diferentes –uno con "www" y otro sin este prefijo- cuando accede a nuestra página web. Deberemos, en consecuencia, indicarle de manera unívoca si preferimos que nuestra página web contenga o no la triple w. Esto puede hacerse colocando las etiquetas adecuadas en la "head" de la página principal, como así también seleccionando la opción deseada en las analíticas de Google cuando configuramos la cuenta. Si el sitio es un WordPress, desde las opciones generales podremos configurar cuál es nuestra url preferida.

Haciendo enmiendas

Una vez corregido el problema que genera el contenido duplicado, será necesario actualizar el sitemap y enviarlo a Google, objetivo que puede ser alcanzado de varias maneras. Si nuestro sitio web está construido en base a WordPress, existen excelentes plugins que permitirán enviar automáticamente el sistema cada vez que se cambie el contenido de la web. Pero, también es aconsejable enviar el sitemap directamente a través de las Herramientas para Webmasters de Google, que cuentan con una página destinada a tal fin.

Llegó el momento de disculparse con Google

Finalmente, Google cuenta con un formulario para reconsideración de penalizaciones que podemos emplear. Por lo general el mismo transcurso del tiempo, mejorando la calidad de los textos publicados y enviando el sitemap con frecuencia, será suficiente para levantar este tipo de penalización. Pero, también podemos apelar al formulario una vez que hayamos corregido el problema de base y hayamos verificado que, efectivamente, nuestra página está penalizada por este motivo, y sus bajos rankings no se debe simplemente a que carece de la calidad necesaria como para aparecer en las páginas de resultados.
Seguiremos con esta línea de ayuda para los webmasters, revisando uno por uno los casos más comunes de penalización por parte de Google y ofreciendo las soluciones para corregirlo.

Fuente de la imagen: Flickr