Cómo mejorar el posicionamiento orgánico, independientemente del contenido

Imagen de Andrea Picaso
Más allá de necesitar constantemente contenido fresco y de calidad para lograr salir primeros en Google con las palabras clave de nuestro interés, hay mucho por hacer para asegurarnos un buen posicionamiento orgánico. Te brindamos cuatro aspectos clave que son imprescindibles para lograr este cometido.
1. Trabajar en los snippets y la manera en que Google indexa nuestra página. Los snippets, o ese pequeño fragmento del texto que aparece en las páginas de resultados que se le ofrecen a los usuarios es consecuencia de la existencia de datos estructurados, correctamente incluidos en el código fuente de nuestra página. Para comprobar que todo se vea como debería, podemos usar la herramienta que Google nos ofrece (http://www.google.com/webmasters/tools/richsnippets?hl=es), aunque el verdadero resultado final dependerá de la búsqueda en particular que realice el usuario y otros factores más que Google considera para personalizar los resultados.

2. Mejorar la indexabilidad de nuestra web. En primer lugar debemos asegurarnos de contar con un sitemap que registre todas las páginas de nuestra web, como así también la configuración de nuestro robots.txt, y cerciorarnos de que no impida el acceso de los robots claves, como el Googlebot. Asimismo debemos echarle un vistazo a la estructura de nuestra web, determinando que las páginas tengan la jerarquía que se merecen. Por ejemplo una página de alto valor y importancia para nosotros, como por ejemplo una página aterrizaje que permita la compra directa de nuestros productos debería tener una jerarquía superior que un artículo de nuestro blog, o la página de condiciones legales, por ejemplo.

3. Asegurarnos de tener una página web saludable. El primer punto de importancia es la velocidad de carga, de modo que debemos cerciorarnos de que nuestra web pueda soportar un volumen alto de visitantes simultáneos, sin acusar recibo en cuanto a la rapidez de acceso. También deberíamos hacer un chequeo de la crawlabilidad interna de nuestra web, teniendo siempre en mente la premisa de que todas las páginas deben estar conectadas entre sí, y no deben existir páginas "isla" sin enlaces desde la principal o desde la categoría madre. Un gran NO para los enlaces rotos y las barras de navegación que no funcionen correctamente.

4. Crear una red de enlaces de calidad, y altamente relacionado semánticamente. Aún con todas las metamorfosis que Google ha impuesto sobre el linkbuilding, el lograr enlaces entrantes de calidad a nuestro sitio es una de las maneras más rápidas de progresar en nuestros rankings, mejorando las posibilidades de lograr primeros lugares en las páginas de resultados, incrementando de esta forma el tráfico orgánico.

Fuente de la imagen: Flickr