Como lograr un buen posicionamiento natural

Imagen de Andrea Picaso
Es mucho lo que se puede hacer para lograr un mejor posicionamiento orgánico con solo ajustar algunos factores o detalles de la página web. Hoy por hoy, crear un sitio web no es una tarea tan complicada. La mayoría de los servicios de alojamiento ofrecen la posibilidad de instalar rápidamente alguna de las muchas soluciones de gestor de contenidos existentes como Drupal o Wordpress, entre otras. Es decir que rápidamente será posible tener un sitio web operativo. La cuestión principal es lograr que nuestra web se destaque del resto en el nicho de interés, y favorecer la visibilidad para Google y las redes sociales, dos de las principales fuentes de información de los usuarios.
El contenido de las páginas web es una de las cuestiones más importantes en cuanto a la efectividad de las acciones SEO que llevemos a cabo. Será necesario pensar en el concepto de calidad para Google, que busca otorgar la mejor información al usuario que realiza una búsqueda en el portal. En consecuencia, deberemos centrar toda nuestra atención en ofrecer información en nuestra página. No sólo eso, sino que el contenido textual es lo que Google, en rigor de verdad, indexa principalmente. Vale decir que, si los recursos son escasos, como en muchos proyectos que recién se inician, será mucho más provechoso invertir estos recursos en la creación de contenidos de calidad antes que en ajustes estéticos o gráficos ostentosos.
Sin embargo, también es necesario tener en cuenta la experiencia del usuario, por lo que aquellos sitios web que ofrezcan información de forma más directa y más asequible, permitiendo que el usuario pueda navegar rápidamente nuestra página web, gozarán de una importante ventaja comparativa con respecto a sus competidores.
Los detalles formales también son fundamentales en la construcción de un sitio web efectivo: etiquetas, descripciones y títulos de página deberán estar presentes, favoreciendo de esta manera grandemente nuestro posicionamiento orgánico.

Una de las cuestiones que más preocupan a los webmasters es, y con razón, salir primeros en Google con determinadas palabras claves, es decir, respondiendo a búsquedas puntuales que realizan los usuarios. Sucede que existe una diferencia abismal entre la tasa de visitas lograda por los sitios que sale en primer lugar, y los que aparecen apenas unos lugares más abajo. Es por ello que constantemente es necesario realizar diversos esfuerzos de posicionamiento web para lograr trepar en estas páginas de resultados de Google crea a petición de los usuarios.
La primera pregunta que escuchamos con gran frecuencia es: "Si mi sitio hace bastante tiempo que esta online, por qué no aparece en Google". Las razones son varias. En primer lugar, para los sitios recién creados existe una especie de período de adaptación, también conocido como "caja de arena", en que Google no registrará la aparición de esta página web, y en consecuencia la desestimará para crear las páginas de resultados. Esto es así porque en el buscador consideran que es necesario que el Webmaster, o los creadores de la página, "jueguen" un poco con la misma hasta crear una versión definitiva, y que se supone, será de mayor calidad. Es por ello que es normal que hasta por un a seis semanas el sitio no aparezca indexado. Luego de ese período, la lucha se vuelve encarnizada.
Otra posibilidad, y no del todo agradable, es que la página esté penalizada, es decir Google haya tomado la decisión de no volver indexarla, por su escasa calidad, contenido duplicado, o la falta de confianza que genera en el lector. En estos casos, será necesario corregir las causas de la penalización, para luego pedir una reconsideración. En algunos casos, sería más fácil crear un nuevo dominio y comenzar sitio web nuevo, sobre todo si no se tenía demasiado pagerank, esta vez sin cometer errores que jaqueen nuestra empresa.
Fuente imagen: Flickr