Como proceder cuando recibimos un pedido para quitar un enlace

Imagen de Andrea Picaso
En los últimos tiempos la mayoría de los webmasters han caído presa de una especie de fiebre que los obliga a revisar el perfil de enlaces entrantes a sus sitios, con el objetivo de tratar de crear un perfil de enlaces saludable, de acuerdo con las directivas para webmasters de Google. En este frenesí, muchas veces se solicita quitar enlaces que en realidad no son perjudiciales sino beneficiosos o a lo sumo inocuos para la página en cuestión. En este escenario cualquiera puede recibir un pedido para quitar un enlace de su página. Cómo proceder.

En primer lugar, no hay que tomárselo "personalmente". El haber recibido un pedido para quitar un enlace no significa que nuestra página web sea de baja calidad. En muchos casos la determinación es tomada por qué la temática de nuestra web no está directamente relacionada con la página que solicita que se saque el enlace.
Otro posible motivo para solicitar que el link sea quitado puede tener que ver con nuestras métricas. Muchos blogs personales o páginas de pequeñas empresas no brillan en cuanto a pagerank, pero esto no significa que puedan dañar a las páginas que linkean. La cuestión más importante en estos casos es determinar que el enlace esté naturalmente colocado. Por ejemplo, un enlace en un blogroll en un sitio de WordPress, o en una página de "enlaces amigos" debe ser quitado, más allá de las métricas del sitio que lo aloja. Pero si el enlace es informativo y está dentro del texto, aportando información al usuario, no es necesario sacarlo, a pesar de que la página no tenga grandes métricas. Cuando nos solicitan quitar un enlace debemos evaluar en dónde está colocado. Puede ser una oportunidad para capitalizar este pedido y rever la estructura de nuestra web. Si tenemos una página de "enlaces amigos" o un directorio (que en el pasado usábamos para intercambiar enlaces) sería una buena idea quitar estas páginas, a riesgo de perder algunos enlaces entrantes.
En último caso, no es perjudicial para nuestro sitio el no quitar los enlaces -si consideramos que están bien colocados y cumplen con las directivas de calidad- aún cuando el sitio que hace la solicitud use la herramienta de Disavow.

Fuente de la imagen: Flickr