El poder de la imagen

Imagen de Andrea Picaso
No cabe la menor duda de que vivimos en un mundo donde lo visual tiene una gran importancia, y las imágenes tienen el poder de transmitir, en ocasiones, ideas mucho más poderosas que interminables líneas de texto. Te mostramos cómo sacar todo el provecho de las imágenes en tus artículos y contenidos.

El mundo en imágenes

Los usuarios tanto de equipos de sobremesa como de móviles y tabletas cuentan con un sin número de servicios que los ayudan a almacenar y compartir sus imágenes, como Instagram, Pinterest, y otros cientos de servicios de bookmarking social que les da la posibilidad a los usuarios de crear grupos de interés y compartir contenidos, lo que ayuda a afinar el target final de nuestros contenidos.
Definitivamente las últimas tendencias en comunicación van mucho más hacia lo visual que hacia lo escrito. Esto queda demostrado con una migración permanente de las interfaces de programas y sistemas operativos hacia grandes íconos, que ayuden a los usuarios a entender el funcionamiento de una aplicación de manera mucho más intuitiva, y, claro, sin necesidad de leer instrucciones o tutoriales para su uso.

Las imágenes en los contenidos web

Una de las fuentes de tráfico más importantes para muchos sitios son las búsquedas de imágenes en Google y en otros buscadores. Por este motivo, no hay que despreciar el contenido gráfico, sino más bien optimizarlo con las etiquetas correspondientes a fin de convertirse en una referencia competitiva para determinadas búsquedas.
En consecuencia, sería una excelente idea contar con un amplio catálogo de imágenes de los productos y servicios que vendemos, en una especie de librería virtual que los usuarios puedan consultar, agregando valor a nuestra marca. Para ello podremos alojarlas en nuestro propio servidor o emplear un servicio como Flickr, Pinterest o similar, que nos permita exhibirlas permanentemente, y especialmente compartirla, para aquellos usuarios que están buscando es información puntual.
Además, una buena imagen con gráficos y relaciones puede llegar a explicar la idea principal sobre la que queremos hablar, colaborando con una especie de síntesis de lo expuesto. Esto nos lleva a la creación de infografías, contenidos altamente especializados, basados en imágenes que otorgan una enorme cantidad de datos de interés sobre un tema, y tienen una gran capacidad para viralizarse a través de las redes sociales.