Grandes errores que debes de evitar al crear tu empresa en Internet

Imagen de Alberto Alcocer Rodríguez
Habrás escuchado muchas veces que a día de hoy todos los negocios deben tener presencia en Internet, motivo por el que la mayoría de las empresas están presentes en este canal a través de páginas web y redes sociales. Cada vez encontramos un mayor número de empresas que venden por Internet sus productos a pesar de contar también con una sede física.

Tener una empresa online se ha convertido en una alternativa para muchos emprendedores que ofrecen sus productos y prestan servicios a través de la red ahorrando de este modo en costes al tiempo que maximizan su alcance efectivo y visibilidad en un mercado tan complicado como el actual.

¿Estás pensando en emprender un negocio en Internet?

Es normal que al principio te surjan muchas dudas y que si no tienes mucha experiencia en la red, tengas cierto temor a comenzar con tu proyecto. Sin duda, el primer consejo que debes aplicar es vencer el miedo a Internet. Aunque al principio tengas que salir de tu zona de confort y tengas muchas dudas, los beneficios que te reportará crear tu empresa en Internet (si lo haces bien) a largo plazo van a ser muchos.
Para ayudarte un poco más en estos primeros pasos, hoy te mostramos los principales errores que debes evitar al crear tu empresa online.

Errores que debes evitar al crear tu empresa en Internet

No tener un objetivo concreto
No puedes llegar a todos los usuarios con un mismo mensaje, por lo que primero has de tener un objetivo claro de a quién te estás dirigiendo. Identificar quienes son tu público objetivo e intentar resolver sus necesidades específicas es muy importante. Recuerda que si no cuentas con un objetivo concreto a menudo puedes dar información confusa y nunca podrás lograr los resultados que esperas si no sabes lo que quieres conseguir.

No tener una página web clara y ordenada
Ten en cuenta que la web va a ser la tarjeta de presentación de tu empresa. Por tanto es necesario contar con una página web clara y ordenada ya que un usuario que llega a tu empresa seguramente vaya buscando información o tenga el deseo de realizar una compra, por lo que querrá encontrar lo que busca con facilidad.
No contar con una web optimizada ni adaptada para dispositivos móviles
La velocidad de carga de la página web es muy importante ya que a los usuarios no nos gusta esperar. También es importante tener adaptada la página a dispositivos móviles ya que cada vez son más los usuarios que acceden a Internet y realizan compras desde sus smartphones y si tu página web no está preparada para ello, la abandonarán acto seguido.

No cuidar el marketing de contenidos
A menudo los usuarios buscan empresas que le aporten algo más que una simple compra. Es muy importante que ofrezcas contenidos en tu web a través de un blog de calidad, de modo que aporten un valor extra al usuario que los lee. Recuerda que si tienes un blog siempre tiene que estar dentro del dominio de la empresa y que un buen marketing de contenidos ayudará a incrementar las conversiones con los usuarios, la interacción y el porcentaje de ventas.

No contar con una estrategia de marketing online
Uno de los principales problemas de un nuevo negocio en internet es su falta de visibilidad. No te olvides de contar con un profesional que diseñe y ponga en marcha una estrategia de marketing online para que puedas ser encontrado en internet por tus clientes potenciales.

No invertir en SEO
Un buen posicionamiento en Google es fundamental para el buen funcionamiento de una empresa en Internet. Tan importante es ofrecer un buen contenido como que este pueda ser encontrado en los buscadores.

No dar seguimiento a tus clientes
Debes interactuar con tus clientes y contestar a sus comentarios o dudas ya que a todos nos gusta sentirnos queridos por las marcas. De esta forma valorarán positivamente que estés pendiente de ellos.