Internet móvil, un mundo por descubrir

Imagen de Andrea Picaso
El vértigo de los cambios que se suceden en la sociedad actual hace que para muchas personas sea difícil adaptarse a nuevos hábitos y costumbres, especialmente para aquellos que ya llevan varias décadas sobre la tierra. Esto podría pasar como una característica de la personalidad, pero cuando la dificultad para afrontar el cambio sucede en el ambiente laboral, especialmente si trabajamos en marketing online, los resultados pueden ser catastróficos.

En SEO no hay doctrina que valga

No creo que exista alguien que se dedique al mundo de la Internet que pueda decir que a su día le sobran horas. Las reglas del juego cambian tan rápido que obliga a todos a estar permanentemente actualizados sobre las mejores prácticas profesionales que hacen a nuestro que hacer. Esto es así, especialmente en lo que hace a marketing online: la búsqueda de la concreción de ventas a través del canal en línea y la promoción de servicios y productos.

La realidad que vivimos actualmente es muy distinta a la de apenas hace tres o cuatro años. Cada vez más usuarios tienen acceso a Internet móvil de alta velocidad, y no sólo eso, sino que usan sus teléfonos inteligentes cada vez con más asiduidad y en distintas circunstancias. Muy lejos han quedado aquellos móviles que solamente servían para hacer llamadas y enviar mensajes de texto. Hoy los consumidores usan sus móviles para conectarse a las redes sociales, navegar por Internet y sus correos electrónicos. Pero dicho así suena a poca cosa. Lo que debemos entender es que los usuarios usan sus móviles para comprar. Y ahí es donde usted va a querer estar.
Fuente de la imagen: Flickr

Pero, qué es un sitio web

También se ha modificado el concepto de sitio web. En el pasado era casi mandatorio que cualquier empresa tuvieron la página web institucional, de esas aburridas con el balance, quienes somos, y otros mensajes institucionales. Hoy por hoy, es imprescindible concebir a la página web como un canal de intercambio permanente con los usuarios. Pero esta realidad nos hace abrir conceptos que parecían cerrados. Ahora, deberemos considerar la totalidad de los canales online que la empresa, la marca o el comercio utilizan: la página web, el blog, las redes sociales, las menciones en páginas web de terceros, etc. Y también el sitio móvil.
Cuando a empresas o negocios que tienen poco presupuesto se les menciona la necesidad de crear un sitio móvil, la primera reacción suele ser negativa. Sin embargo, no es necesario recurrir a grandes gastos sino asegurarse de que nuestro sitio web sea responsivo, es decir que pueda verse por igual, sin importar el formato de la pantalla: equipos de escritorio, portátiles, tabletas, y las diminutas –o no tanto- pantallas de los teléfonos móviles con acceso Internet.
Con esta sencilla precaución estaremos ampliando enormemente el tráfico potencial al que podemos acceder, ya que nos aseguraremos de que el usuario no aborte la visita nuestro sitio se accede desde una pantalla que no le permite una correcta visualización.