La innovacion como herramienta para la mejora de la competitividad de las empresas

Imagen de Alberto Alcocer Rodríguez
Siempre se ha dicho que las empresas más innovadoras son las más rentables y desde luego no falta razón. Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertos matices, porque la innovación, lejos de ser una herramienta como tal, es más una actitud de las personas que dirigen las organizaciones hacia la mejora, la productividad y la rentabilidad.

Y esa rentabilidad, desgraciadamente en España siempre se ha entendido como innovación en producto, sin llegar a ver que existen otros tipos de innovación que también son de gran interés para las pymes: innovación TIC, innovación en organización, innovación en métodos y procesos, etc…

Pero sin hablamos de internet, la innovación no viene dada solo por la tecnología, sino que debe venir combinando principalmente tres áreas fundamentales sobre las que trabajar: ventas, tecnología y dirección eficaz.

Innovación enfocada a la consecución de ventas

Si hablamos de empresas en internet, especialmente de tiendas online y comercio electrónico, suscripciones, uso y descarga de apps, etc, la venta está claramente presente, por lo que en estos casos el principal aspecto a trabajar sería la publicidad eficaz.

Igual que en el "mundo offline" se trabaja sobre prensa escrita, radio y televisión como canales publicitarios fundamentales, en internet el marketing digital y la publicidad online conforman el eje principal sobre el que dar a conocer a la empresa y a los productos / servicios que comercializa.

Innovación en tecnología

Son muchos los elementos que claramente ayudan a las empresas a mejorar por su carácter innovador. Ya no hablamos de movilidad como ventaja competitiva, que lo es, porque ya todos usamos dispositivos móviles, como Tablets y Smartphones para hacer más sencillas y potentes nuestras acciones.

La innovación en este caso, viene de la mano de tecnologías más "puras" y de reciente aparición, y aquí no podemos dejar de hablar del BIG DATA y del NEUROMARKETING como dos grandes exponentes. El Big Data o análisis de grandes volúmenes de información tiene grandes beneficios para las empresas que los usan para detectar comportamientos y patrones de conducta enfocados a la venta en los usuarios.

Por otra parte, el Neuromarketing, estudia el comportamiento del cerebro humano ante determinados impactos publicitarios, lo cual nos permite mejorar cualitativamente nuestra publicidad tanto en internet como el mundo offline. Como podemos ver, ambas innovaciones claramente enfocadas a la venta.

Innovación en la organización: hacia una dirección eficaz

Al final, por muy innovadores que queramos ser en cualquier área, son los directivos y nuestros mandos los que deciden lo que se hace o no se hace en la empresa. Y será en función de su cualificación, capacidades y percepción que se avance en este sentido o no.

Por esto, desde hace unos años se viene trabajando con especial énfasis el coaching empresarial o coaching para directivos, no ya como una simple formación en marca personal, dirección de equipos y liderazgo (entre otros), sino también sobre internet como área específica de trabajo y sobre el conocimiento y la gestión de equipos relacionados con internet.

Ya no basta con dirigir, hay que liderar y saber tomar decisiones estratégicas en función de las desviaciones del mercado, de las ventas, pero también de las tendencias y comportamiento de nuestros clientes y potenciales. Por eso, innovar en lo referente a las personas que dirigen una empresa se hace especialmente necesario.

Si no sabemos hacia dónde dirigir el barco y por qué hacerlo así, mal estamos tomando las decisiones y mal llegaremos al cumplimiento de los objetivos de negocio establecidos.