Que es el SEO Negativo y como podemos evitarlo

Imagen de Alberto Alcocer Rodríguez
El SEO negativo es una de las técnicas de posicionamiento Black Hat SEO más perseguidas por Google y que desgraciadamente más realizan determinadas agencias de posicionamiento en buscadores.

Básicamente consiste en realizar determinadas prácticas o acciones SEO encaminadas a influir negativamente en posicionamiento en buscadores de pymes o empresas, ya sean de nuestra competencia o no.

Es por esto, que a la hora de trabajar en SEO de tu web o tienda online, debes asegurarte de que cuentas con un mínimo respaldo o seguridad respecto de áreas como enlaces tóxicos, posibilidad de que hackeen tu web, etc.

¿Qué es el SEO Negativo?

En la mayoría de las ocasiones, se utiliza el SEO negativo para intentar desbancar de las primeras posiciones de los buscadores a empresas de nuestra competencia, con las que estamos "pujando" por ser los primeros.

Si bien como decíamos antes aún hay empresas que lo hacen, las sucesivas actualizaciones del algoritmo de posicionamiento de Google (Panda, Pinguin y Colibri) van cerrando el cerco cada vez más a quienes las realizan, pues al final incide directamente en la calidad de internet, algo por lo que los buscadores luchan con énfasis por mantener.

Principales técnicas de SEO negativo

Hay muchas técnicas que podemos encontrar por la web como casos de referencia, sin embargo algunos de los principales son:

Linkbuilding negativo
Una de las técnicas más fáciles y que sin embargo más daño pueden hacer. Esta técnica de Black Hat SEO consiste, por ejemplo, en crear cientos de enlaces hacia una misma web con el mismo Anchor Text, lo cual sería penalizado de inmediato por Google. Pero si además creamos esos enlaces en páginas de casinos, páginas de contenido para adultos, etc. con toda seguridad la penalización para la empresa que los reciba será mayor.

La única solución es monitorizar constantemente desde dónde nos enlazan y tratar de limpiar todos los enlaces tóxicos que podamos tener.

Contenido SPAM
Consiste en crear contenido de muy mala calidad y de pocas palabras (por lo general menos de 300) y repartirlo por toda la web, con enlaces que apunten a la web que queremos atacar con nuestro SEO Negativo.

Hackear las webs de nuestra competencia
Con ayuda de determinados programas de monitorización de servidores, no es excesivamente difícil encontrar vulnerabilidades que aprovechar para realizar acciones de SEO Negativo. Un ejemplo muy claro y relativamente fácil sería hackear una web, entrar como administrador y colocar una simple etiqueta "No Index" en aquellas páginas con las que más nos interesa competir.

Desde ese momento Google dejaría de indexar esa página en los buscadores, por lo que perdería todo su posicionamiento y visibilidad en poco tiempo.

Como siempre, la mejor labor es la prevención. Es conveniente acostumbrase a hacer revisiones de contenidos, enlaces y demás de forma periódica para asegurarnos de que estamos limpios. Algunas buenas prácticas son:

· Monitorización constante, especialmente a partir de las redes sociales
· Análisis y limpieza periódica de Backlinks y enlaces tóxicos.
· Gestión de alertas en Google Alerts
· Configuración adecuada de WebMaster Tools