Repensando el contenido de nuestros sitios

Imagen de Andrea Picaso
Los cambios permanentes al algoritmo de Google nos ponen en la necesidad de repensar los contenidos de nuestros sitios y las palabras claves a las que apuntamos.

No existen más las palabras claves

Bueno, los extremos nunca son buenos en lo que a SEO se refiere, pero debemos alejarnos un poco de la noción tradicional de palabra clave y anchor text si queremos tener éxito en el incremento de nuestras cifras de tráfico orgánico. La realidad es que Google se ha vuelto cada vez más inteligente en lograr una verdadera decodificación semántica de los contenidos de las páginas webs, y esto le permite verdadera y auténticamente entender de qué se trata un sitio web sin necesidad de apelar a etiquetas y convirtiéndose cada vez en menos vulnerable a las técnicas de manipulación de los resultados naturales que los expertos en seo suelen emplear.
De esta forma, los resultados siempre tienen dos caras como una moneda. Por un lado nos liberamos de tener que emplear técnicas que pueden hacer mermar la calidad de nuestros textos, como el uso intensivo de palabras claves que le resta naturalidad y frescura a los contenidos. Pero por otro lado es necesario "pensar fuera de la caja" para desarrollar nuevas técnicas con el objetivo de salir bien posicionados en las páginas de resultados para los productos o servicios que proveemos. Para ello, las redes sociales se transformarán en el nuevo canal de captación de ventas y visitantes.

Redefinición de la call-to-action

¿Qué queremos lograr de nuestros visitantes? La respuesta, más allá de la aparente sencillez del concepto, cobra una relevancia mayor en vistas de la necesidad de transmitir semánticamente el concepto deseado. Imaginemos un concepto bien sencillo como "vender x producto". En el pasado las cifras de conversiones era mucho más sencillas de extraer. Con la entrada de las redes sociales en la ecuación, las cosas comienzan a complicarse. ¿Cómo podemos saber qué porcentaje de nuestras ventas puede ser atribuible al contacto a través de redes sociales? ¿Cómo influye nuestra presencia en redes sociales en la decisión de compra? ¿Cuál sería el peso real del tráfico orgánico en la concreción de los objetivos? Son muchas preguntas que requieren una mentalidad abierta y una nueva manera de pensar para poder dar una respuesta satisfactoria.

Fuente de la imagen: Flickr