Social Shopping

Imagen de Alberto Alcocer Rodríguez
En una sociedad en la que cada vez contamos con menos tiempo y el uso de las tecnologías forma parte de nuestro día a día, no es de extrañar que se produzca un cambio en la forma de compra, donde cada vez más, el desplazamiento al punto de venta por parte de los consumidores queda eliminado. Sumándole a esto la necesidad que tenemos de compartir con los demás (ya sean conocidos o no) en las redes sociales todo lo que hacemos, surge el Social Shopping.
Con datos como que España es el tercer país en la UE con casi un 80% de compra online y que un 60% de potenciales compradores, consultamos en redes sociales o blogs de otros usuarios antes de realizar una compra, es factible que se produzcan nuevos fenómenos como este.

Pero ¿Qué es exactamente el Social Shopping?

También llamado Comercio Social, es la combinación de comercio electrónico y social media, en otras palabras, integrar tiendas en las redes sociales. Se basa principalmente en recomendaciones entre usuarios y es muy utilizado por las empresas ya que un comentario positivo sobre un producto o servicio es más convincente para los potenciales consumidores que cualquier otra estrategia.

Cuando vamos a comprar algo y más si se trata de un producto de compra reflexiva como por ejemplo un coche necesitamos información previa y a menudo, pedimos consejo de familiares y amigos e incluso nos dejamos aconsejar por el vendedor. Hoy en día, esto está evolucionando y esta información se busca por internet. Es ahí donde juegan un papel muy importante el Social Shopping que es utilizado por las empresas como un método más de venta debido a que fomenta la comunicación e involucra a los usuarios cercanos al potencial comprador para que le ayuden en el proceso de compra. Además permite compartir valoraciones, deseos y opiniones sobre todos los productos que se encuentran virtualmente.

Formas y tendencias

Ahora que conocemos un poco más sobre esta combinación de ecommerce y redes sociales, vamos a ver algunas formas y tendencias del Social Shopping:
En primer lugar, encontramos numerosas redes sociales que lo impulsan, siendo las más destacadas Facebook o Pinterest. Además cada vez más tiendas online incorporan en su página web la posibilidad de crear una Wishlist (lista de deseos) que posteriormente puedes enviar a tus amigos por las redes sociales. De esta manera, si ellos quieren hacerte un regalo, sabrán lo que quieres. Por otra parte, existen webs dedicadas exclusivamente a compra venta como Amazon, Ebay o Shoomo en las que puedes interactuar también con otros usuarios, intercambiando opiniones sobre los productos.
Por último, una tendencia a la alza son las ventas privadas online que llevan a cabo algunas plataformas. En ellas, se invita a una serie de usuarios los cuales pueden estar en contacto mientras compran los productos. Esto genera decisiones rápidas e impulsivas al poder ver las acciones que están llevando a cabo el resto de compradores.
Pero ¿Qué tipo de empresas aplican esta nueva forma de venta? Se aplica sobre todo en empresas que comercializan productos, estando cada vez más extendido en todos los sectores y llegando ya hasta algunos servicios.
Destacamos dos sectores por ser de los pioneros en aplicar este tipo de venta. Uno de ellos es la moda. La aplicación del Social Shopping en este sector surge de los bloggers que comenzaron enseñando fotos de sus combinaciones de ropa en post de sus blogs y han terminado por ser importantes prescriptores de marcas y grandes aliados para las firmas de moda. Además actualmente, es uno de los sectores que más vende online (7,8 millones de usuarios compran moda por internet)

Otro sector destacado es el turismo. Cada vez más cadenas hoteleras permiten reservar estancias en redes sociales. Es un sector donde los comentarios de los demás usuarios son muy importantes a la hora de tomar una decisión de compra. Y es que ¿Quién no ha buscado opiniones sobre una ciudad o un hotel en internet antes de reservar online su próxima escapada?