USABILIDAD WEB. 3 PUNTOS A TENER EN CUENTA PARA VENDER MÁS EN INTERNET

Imagen de Alberto Alcocer Rodríguez
Por encima de todo tiene que quedar claro que las empresas estamos para vender en Internet por lo que todo lo que no sea cumplir este objetivo es totalmente superfluo. Así que llegados a este inicio, si estás consiguiendo más visitas que ventas en tu sitio web deberías empezar a pensar si realmente tu público objetivo encuentra lo que quiere y si realmente es fácil para el comprarlo aquello en lo que está interesado.
Al final, hacer una web o una tienda online es más difícil de lo que muchos piensan. El diseño es importante, pero la funcionalidad de la página es crítica y condiciona en gran medida el que los usuarios acaben o comprando los productos que ofrecen las empresas. La usabilidad web, es en este sentido, un factor a cuidar con mucho esmero en todo el entorno online y en aquellas acciones que queramos generar.

Cuanto más sencillo mejor. Sencillo y a la vez eficaz

La norma número uno de la usabilidad dice que cuanto más sencillo sea una sitio web o tienda online mejor. Pero a la vez, también tiene que ser eficaz. Por definición, cualquier usuario debería ser capaz de encontrar lo que está buscando rápidamente, lo cual implica que la jerarquía de la información y los menús de navegación deben ser ágiles y bien cuidados.

Tanto el diseño como toda la información (textos, imágenes, descripciones y fichas de producto) deben estar orientados al usuario y por supuesto al posicionamiento.

El usuario no es adivino

Es más común de lo que parece encontrar webs en las que la navegación es realmente complicada o los usuarios no encuentran lo que quieren donde creen que tiene que estar. Si vendemos Zapatillas de Montaña, puede ser fundamental que el producto esté en la sección de Zapatillas y también en la sección del Montaña, pues de lo contrario muchos usuarios interesados nunca lo encontrarían.

Sucede lo mismo en muchas ocasiones con los formularios. Tanto en aquellos de solicitud de información como en los propios del carrito de la compra, los campos tienen que indicar la información exacta a introducir. Un usuario no tiene por qué saber cómo hay que introducir el teléfono o la fecha de nacimiento si nadie se lo indica. Si prueba y no le funciona, abandonará la web rápidamente sin haber contactado o comprado el producto que inicialmente quería.

Si quieren comprar, déjales comprar

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta una web con tienda online es el propio carrito de la compra. Un porcentaje muy grande de tiendas online no lo testea o prueba, por lo que generalmente presenta numerosos fallos que inciden en que los usuarios lo abandonen sin haber comprado.

Un simple análisis de la tienda online (embudo de conversión) nos permitirá saber en qué fases del carrito de la compra se están cayendo los usuarios, aunque muchas veces los fallos más comunes son algunos como:

• fichas de producto mal presentadas o incompletas
• Formularios no funcionan correctamente
• No puedo añadir más productos al carrito de la compra
• No se ven adecuadamente precios / gastos de envío / etc.
• No hay confianza en el sitio web o tienda online
• Fallos constantes en el proceso de compra, especialmente en el área de medios de pago
• Lentitud a la hora de cargas las páginas
• etc

El resultado final es que nos encontramos con que la web tiene más visitas que ventas, por lo que siempre haber que hacer una reflexión y analizar a nivel interno si lo estamos haciendo bien: plataforma para la tienda online, diseño y estructura de contenidos, carrito de la compra, etc. …

¿Y tú?... ¿Consigues ventas además de visitas?... ¿Tiene una buena usabilidad tu página web?