Web Movil, ahora si o si

Imagen de Andrea Picaso
El 21 de abril fue la fecha límite que le puso Google a la adaptación de las páginas web al soporte móvil. Es decir, ahora, para no sufrir en los rankings y conservar el posicionamiento orgánico que tanto cuesta conseguir es obligatorio que nuestro sitio cuente con versión web, o sea responsivo, es decir, que pueda ser visualizado sin errores desde cualquier tamaño de pantalla y resolución.
Las cifras son muy claras: casi un 60% de los consumidores americanos acceden a internet desde su Smartphones, o teléfonos inteligentes. Muchos lo hacen como complemento de otro tipo de accesos: por ejemplo, usan equipos de escritorio en el trabajo, y su Smartphone para conectarse con sus redes sociales personales, o también emplean el móvil para acceder a información laboral cuando no están en la oficina. La fuerza de estos datos hace que sea necesario replantearse la estrategia de desarrollo web de los sitios que apuntan a conseguir un beneficio económico por medio de la venta de servicios o productos.
Y una de las cuestiones más populares es la descarga de aplicaciones. Las aplicaciones, independientemente del sistema operativo del que se trate, o si son gratuitas o de pago, se descargan por miles de millones, y son, indudablemente, una nueva y original manera de acceder a datos, juegos, aplicaciones y contenidos multimedia, justamente todo lo que se logra con un sitio web “tradicional”.
Un estudio reciente indica que los consumidores americanos, y cada vez más en otros mercados del mundo, pasa más tiempo online por medio de apps, que lo que lo hacen a través de sus computadoras, de sobremesa o móviles. En consecuencia, si nunca lo había considerado, desarrollar una app para su marca puede ser el siguiente paso hacia la captación de nuevos consumidores.
Servicios como http://zite.com/ que funcionan para MacOS, permite acceder a los sitios preferidos de los usuarios, a los cuales antes visitaba para chequear el nuevo contenido. Pero Zite no es un sitio web, sino una app, cuyo uso reemplaza la navegación web como la conocíamos hasta ahora.

Otro ejemplo de app que permite agrupar los contenidos en un solo lugar es Flipboard, que ya ha desarrollado versiones para MacOS y Android. Optimizar su RSS para aparecer en este tipo de aplicaciones puede ser una excelente manera de fidelizar usuarios, y crear un flujo de tráfico que constantemente retorne al sitio.
Google considera que la calidad de la información brindada al usuario exceden los límites del texto que forman parte de la página webs. Siguiendo esta lógica, la navegabilidad, la usabilidad y el diseño, como así también la rapidez en la respuesta forman parte de un grupo de objetivos que deben ser tenidos muy en cuenta si nuestro deseo es salir primeros en Google.
Vale decir, que, aunque el texto de una página web sea útil, novedoso y verdaderamente informativo para el usuario, el diseño también sumará o restará puntos, a la hora de calcular el posicionamiento en las páginas de resultados. Y uno de los temas más importantes, y que cada vez reviste mayor importancia a medida que pasa el tiempo, es la necesidad de tener un sitio responsivo.
Un sitio responsivo es aquel que puede ser accedido desde cualquier dispositivo, sistema operativo, o formato de pantalla, sin sufrir deformaciones y mostrando un lay out sin fisuras para el usuario.
Google nos brinda todas las herramientas para lograr esto, por ejemplo, admitiendo y fomentando la programación con HTML5, última versión del popular lenguaje de programación, que ha mejorado enormemente, sobre todo en cuanto a posicionamiento relativo de los objetos de la página web, lo cual evita superposiciones y deformaciones cuando cambiamos la resolución de la pantalla.
Pero, no es necesario ser un eximio programador para lograr este resultado. La mayoría de las soluciones para contenidos como WordPress o Drupal se han adaptado, ofreciendo plantillas realizadas en HTML5, que permiten generar rápidamente sitio responsivos y sin fisuras.
Otras ventajas del diseño responsivo es la posibilidad de llegar a un número mucho mayor de usuarios, sobre todo aquellos que navegan la web desde sus móviles o tabletas, ya que los sitio responsivos funcionan perfectamente con estos dispositivos, y con todas las versiones de navegadores móviles, sin necesidad de crear versiones móviles aparte de nuestros sitios, ya que con la versión principal de nuestra página web, siempre y cuando sea responsiva, podremos ofrecer nuestro contenido a usuarios móviles sin ningún tipo de dificultad.

Fuente imagen: Flickr