Qué tipo de página web conviene para mi empresa

Imagen de Andrea Picaso

Cuando un negocio decide que es hora de tener su propio sitio web, ciertamente que lo primero que sus propietarios hacen es consultar con un experto en seo y desarrollo web, con la finalidad de tener una idea aproximada de los costos finales. Se genera, en consecuencia, una situación donde el cliente (el comercio que desea una nueva página web) y el profesional (quien irá a crearla) tienen en mente objetivos muy distintos. Por lógica, el cliente querrá acotar los gastos al mínimo, mientras que el profesional buscará la mayor funcionalidad, el mejor diseño, y, en definitiva, la máxima efectividad a la hora de salir en Google.

Conciliar puntos de vista tan distintos puede resultar un verdadero desafío. Por esta razón, lo más conveniente para el cliente es estar bien informado de antemano sobre sus opciones. Básicamente, existen dos tipos de página web: estáticas y dinámicas. La tendencia actual es la creación de páginas dinámicas, particularmente en base a gestores de contenidos preexistentes, por ejemplo Drupal o Wordpress. Pero la cuestión clave es dirimir si el cliente querrá introducir cambios en su página de manera frecuente, por ejemplo con el agregado de artículos o posteos. Si éste es el caso, lo más conveniente será contar con un sistema autoadministrable que le permita con rapidez cargar el nuevo contenido, sin necesidad de tener ningún tipo de conocimiento específico. Sin dudas, esta será la opción más adecuada, ya que Google privilegia el contenido fresco, por sobre las páginas que permanecen por meses o años inalteradas.

Contar con el asesoramiento de un profesional con experiencia y pericia será una cuestión crucial, ya que un sitio bien diseñado y programado desde el comienzo constituirá un excelente punto de partida para trabajar, más adelante, en la promoción del mismo y en el posicionamiento web del mismo.