Primeros en Google con las mejores palabras claves

Imagen de Andrea Picaso
Para un negocio pequeño o una empresa de servicios de modesta envergadura, la posición en la que sale en Google en las páginas de resultados de las palabras claves seleccionadas es una cuestión crítica. Es un hecho que por lo general los primeros cinco lugares son los que serán beneficiados con la decisión de compra del usuario. Por ese motivo la cuestión nodal no es como aparecer en Google, sino donde. Un progreso desde la posición, por ejemplo, décima hasta la posición quinta puede marcar una diferencia sustancial en cuanto al volumen de ventas alcanzado a través del canal online.
La elección de las mejores palabras claves no tiene que ver con una cuestión de intuición, pero sí con haber estudiado exhaustivamente el nicho de mercado en el cual esa empresa local desea insertarse. El estudio de las palabras claves debe ser realizado por un profesional en seo, quien tomará en cuenta distintas variables como volúmenes de búsqueda locales y globales, países, y el perfil de la audiencia a la que se apunta, tanto desde un punto de vista regional como etario y socioeconómico. Cuanto más sepamos sobre nuestro público ideal, más herramientas tendremos para llegar a él.
Otro factor determinante es la configuración del buscador, a la hora de realizar las búsquedas. Un error muy común es buscar nuestras palabras claves en Google desde nuestro propio equipo, y sorprendernos porque aparecemos en buenas posiciones, y sin embargo las ventas parecen no incrementarse. Lo que sucede es que Google ofrece los resultados con referencia a las preferencias personales del usuario, a fin de incrementar la pertinencia de las mismas. Es decir que le dará preferencia a las páginas recomendadas por nosotros en G+, o por nuestros contactos, como así también a aquellos sitios que visitamos frecuentemente (justamente nuestra página web). Por ese motivo es importante contar con una herramienta que nos brinde los resultados reales, que pueden ser muy distintos a los que aparecen en nuestra pantalla.

Fuente de la Imagen