La estructura del sitio y el posicionamiento web

Imagen de Andrea Picaso
Posicionamiento Web Madrid
Fuente de la imagen: Flickr

Los factores on-site, es decir estrictamente relacionados con la arquitectura del sitio web que estamos tratando de posicionar, suelen ser relegados en su atención por la mayoría de los profesionales que llevan adelante un plan de seo. Sin embargo, el concepto de calidad manejado por Google incluye la corrección en la construcción y diseño de la estructura de la página web.

Un gran peso en la decisión final sobre la arquitectura de la página recae sobre el tema, o grupo de palabras claves principales a las que el sitio web en cuestión se refiere. Para decirlo de otra manera, es necesario relacionar de forma visible para Google la web con las palabras claves a las que se desea apuntar. Una manera sencilla de lograr este cometido es dedicando una página a cada una de las palabras claves principales a la que se desea apuntar. Teniendo ese concepto claro, y simplemente tomando en cuenta esta sencilla premisa lograremos un sitio web mucho más relevante para el nicho al que apuntamos.

Ahora que ya hemos decidido, desde una mirada macroscópica, el contenido que incluiremos, será necesario trabajar en pos de URLs que sean amistosas para el buscador, y que incluyan a estas palabras claves. La manera más sencilla es ubicando la palabra clave misma en la URL, separada por guiones (por ejemplo http://www.misitio.com/palabra-clave-uno). La URL en sí tiene un gran peso a la hora de posicionar, y es un factor que no debería desperdiciarse, tratando de mantener direcciones cortas, y relevantes al tema del artículo.

Diseñe un sistema de navegación que sea amistoso con el usuario, y con Google también. La página principal debería incluir una mención y un enlace a las principales páginas de su sitio web, y consecuentemente, a las palabras claves a las que desea apuntar. Ninguna página de la web debería quedar a más de tres clicks de distancia de la página principal, ya que esto dificultará no sólo la indexación por parte de Google, sino también la lectura por parte de los usuarios.

La arquitectura de su página web debería hacer el segundo paso luego de la elección del nicho de las palabras claves, ya que una vez que la página está construida, reparar este tipo de errores de base suele ser sumamente difícil y costoso.