El dominio, otro marcador de SEO

Imagen de Andrea Picaso
SEO y posicionamiento web
Fuente de la imagen: Flickr

Una cuestión considerada a la hora de lanzar un proyecto que involucre la creación de una página web es el dominio. Hasta este momento era natural que los dominios que incluyeran palabras claves tuvieran una ventaja sobre otros dominios genéricos. Vale decir, que si mi propósito era promocionar un servicio de destapaciones, lo lógico era registrar un dominio incluyera la palabra, por ejemplo, www.destapaciones-xxx.com.

Sin embargo, la competencia feroz en cualquier nicho comercial hace que muchos webmasters se inclinen por técnicas no del todo éticas, entrando en un área de “grey-hat”. Tal es el caso con respecto al registro de dominio. En consecuencia, hoy vemos muchos sitios cuyos dominios son extremadamente pertinentes a la búsqueda, pero cuyo contenido carece de calidad, según los estándares de Google. Y ese es un problema del que Google se está haciendo cargo justamente a través de cambios en su algoritmo.

La técnica es conocida como EMD o Exact Match Domain, y ha hecho replantear a muchos webmasters si vale la pena o no renovar el dominio. Vale decir, no es suficiente tener un sitio web con un dominio que refleje exactamente nuestras palabras claves si no vamos a ocuparnos de cargarlo de contenidos que sean novedosos e interesantes para los lectores. Lo que Google desea evitar es favorecer en el posicionamiento a página webs de baja calidad, por el mero hecho de que sus dominios reproducen exactamente la query que ha ingresado el usuario.

Por otro lado, sigue siendo una buena idea incluir las palabras claves más importantes en el dominio seleccionado, como así también en las url de las páginas internas. Aunque, es necesario comprender que a partir de ahora no será garantía de un buen posicionamiento web, ya que Google controlará el contenido, tanto en cuanto a su relevancia como en cuanto a su calidad.