Descubra cuál estrategia de redes sociales es la más adecuada para su empresa

Imagen de Andrea Picaso
SEO y posicionamiento web
Fuente de la imagen: Flickr

No cabe la menor duda que cada vez es más importante lograr una presencia significativa las redes sociales, independientemente del tamaño de la empresa o la fortaleza de la marca que se intenta posicionar. Es la primera vez en la historia de la Internet que el número de usuarios que accede desde el móvil supera a la cantidad de gente que se conecta desde los equipos de sobremesa. Y esto muestra claramente que son las redes sociales las que se llevan el protagonismo en esta nueva etapa.

Las personas no sólo acceden a Internet desde sus teléfonos inteligentes en su momento de ocio, sino que cada vez más los adoptan como forma de comunicación regular para resolver cuestiones bien puntuales de la vida cotidiana, como realizar compras, hacer consultas y reclamos o buscar información. Y es aquí donde la presencia en las redes sociales se vuelve un imperativo. Es hora de ir acostumbrándose a que las operaciones de compra de productos y servicios se cierren con una frecuencia creciente, a través de los portales móviles, como así también desde las cuentas de las redes sociales de las empresas, puntualmente Facebook y también, en menor grado, Twitter.

Ahora bien, la pregunta es cuál es la mejor estrategia para participar en redes sociales según la empresa. En un principio, sería importante marcar el territorio, es decir lograr una rememoración de marca y una habituación de los usuarios a ver el nombre de nuestras marcas en las redes sociales. Pero, simplemente con estar no lograremos ningún tipo de beneficio. El próximo paso es interactuar, tratando de crear comunidad, generando la participación de los usuarios, lo que se conoce como “engagement”.

Otra opción,  y que dotaría a nuestros productos de un indiscutible valor agregado, es crear un verdadero canal de atención al cliente en tiempo real a través de la social media. Sin embargo, el desarrollo de este tipo de herramientas implicará una inversión mayor, y una planificación a largo plazo para lograr el máximo retorno de semejante inversión en customer care.